19th abril 2024
19th abril 2024

Argentina: el 85% de los hogares tiene conexión fija a internet y casi la mitad cuenta con buena velocidad

Facebook
Twitter
LinkedIn

Un estudio de la Cámara Argentina de Internet (CABASE) reveló que 85% de los hogares argentinos tiene conexión fija a internet y de ese total, 71% están concentrados en los cinco principales centros urbanos del país: Ciudad Autónoma y la provincia de Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y Córdoba.

En pocos años se facilitó el acceso a internet desde el hogar pero principalmente mejoró la velocidad de conexión, un detalle no menor si se tiene en cuenta que la tecnología hizo crecer el hogar conectado.

Del total de hogares con internet fija, 47% supera los 50 Mbps de velocidad. ¿Qué tan alta o buena es esta velocidad? Para entender un poco más se puede tomar de referencia que para ver una película en calidad 4K en streaming se requiere una velocidad constante de 20 Mbps y para una transmisión online o jugar en stream se requieren casi 50 Mbps constantes. Esto significa que la mitad de los hogares tiene una conexión idónea para consumo básico online.

El informe revela además que 27% de los hogares cuentan con una velocidad de conexión superior a los 50 Mbps y sólo el 20% registra los 100 Mbps.

El estudio señala que 20% posee en promedio entre 6 y 20 Mbps, 22% entre 20 y 50 Mbps y solo 11% de los hogares tiene menos de 6 Mbps de velocidad.

Con la llegada de la pandemia en 2020 creció la demanda y se diversificó la oferta gracias al uso de la fibra óptica que permitió el crecimiento sostenido de velocidades en los últimos 8 años en el país.

“La velocidad de las conexiones fijas, así como la penetración de la fibra óptica al hogar, son los indicadores que nos dicen que tan preparado está el país para subirse a la economía digital. Los datos actuales nos muestran que ambos indicadores muestran una evolución positiva, pero a la vez nos dicen que las malas decisiones regulatorias y la falta de priorización de la industria a la hora de definir las políticas públicas, en especial en los últimos tres años, han frenado el desarrollo de la conectividad en el país, que no ha crecido a la par de los países de la región”, señaló Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet (CABASE).

El informe de CABASE indagó entre los encuestados las razones por las que no contratan un servicio con mayor velocidad y 50% reveló que es por el costo. Claro que no fue la única razón: 25% dijo que no le daría uso a más velocidad, 13% señaló que no interesa y 12% que su proveedor no le ha ofrecido mejoras.

El estudio reveló que, en promedio, para agosto de 2023 los usuarios pagaban por el servicio de internet fijo en el hogar $5.612.

Esa inversión representa, también en promedio, alrededor del 3% de los ingresos promedio por hogar a nivel nacional.

Internet en Argentina: 85% de hogares tiene conexión y creció la velocidad. Fuente: CABASE

El costo está ligeramente por encima del promedio del límite de gastos que establece la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible de la ONU. Según el organismo, el Umbral de Asequibilidad establece como objetivo que para el 2025 los costos de servicios de banda ancha de nivel básico representen menos del 2% del ingreso nacional bruto mensual per cápita (hasta 2018 estuvo fijado en un 5%).

Aunque algo más de 8 de cada 10 hogares argentinos se conecta a internet desde el hogar, hay un 15% que no posee ese servicio.

Según el estudio de CABASE, el 77% de esos hogares se conecta a internet a través de datos móviles del celular o utiliza una señal compartida de WiFI. A su vez, indicaron que 23% aseguró que no utiliza internet en casa.

Del universo de hogares sin internet fija, el 43% señaló que nunca ha tenido una conexión en el hogar. En tanto, 57% indicó que alguna vez contrató el servicio y le dio de baja, y de ese total, 41% afirmó que lo hizo por no poder afrontar el costo.

“En virtud de la fragilidad que muestra la macroeconomía y la erosión que la inflación genera en el poder adquisitivo de la población, el único camino sostenible para alcanzar la universalización del acceso a internet, un objetivo que une sin grietas al Estado y a la totalidad del arco de actores privados de la industria, pasa por la implementación de políticas públicas orientadas a subsidiar la demanda, a través de un mecanismo que asegure igualdad de oportunidades para el acceso a la conectividad”, destacó Ariel Graizer, de CABASE.

La instalación de fibra óptica en las ciudades es la clave para facilitar el acceso a internet a alta velocidad, algo que se requiere no solo para el entretenimiento sino también para el trabajo y la educación. Sin embargo, Grazier cuestiona que se estén tomando las medidas adecuadas para facilitar el acceso. “La coyuntura económica y las acumulación de medidas que impactan negativamente en la sostenibilidad de los actores del ecosistema de internet, principalmente PyMEs y Cooperativas, es lo que hoy está poniendo en riesgo la continuidad en la prestación de servicios de telecomunicaciones y de acceso a Internet”, afirmó.

“La imposibilidad de acceso a divisas para el pago de servicios esenciales de proveedores del exterior y para la adquisición de equipamiento para el mantenimiento en funcionamiento de las redes, así como la ampliación del alcance del impuesto PAIS y la abrupta devaluación del tipo de cambio oficial de mediados de agosto, pusieron a las empresas del sector al borde de la subsistencia”, sentenció.

Fuente: www.losandes.com.ar

Scroll al inicio