13th junio 2024
13th junio 2024

Streaming: la migración de las productoras a las nuevas plataformas

Facebook
Twitter
LinkedIn

“Y cuando todos sean superhéroes, ya nadie lo será”, es un fragmento de la película Los Increíbles (2004). Y es que, ya la mayoría de las productoras o agencia de contenidos del país y del mundo ya tienen una propuesta streaming, por lo tanto, un canal para transmitirlo y un gran staff para trabajar frente y detrás de cámaras y micrófonos. Es que en eso se ha convertido la puesta en escena central de la gran industria, una industria que según los últimos informes especializados de hace un mes atrás determinan que este negocio tiene una proyección de crecimiento de este año hasta el 2030 (o sea 6 años), en lo que se prevé tendrá un crecimiento de un poco más del 25%.

Por un lado, las plataformas streaming pagas que tienen su catálogo de contenidos, películas, series, producciones audiovisuales y propuestas lúdicas, es decir videojuegos conviviendo en este listado de cine, series y más. Y por el otro, los canales de streaming, con sus programas fijos y otros aleatorios, con una propuesta audiovisual “descontracturada”, pero que también ofrece otros modos, otras maneras y donde entran a jugar los “influencers” que estaban desparramados generando contenidos desde sus cuentas personales. Bueno, estos espacios ofrecen, juntarlos a todos ellos o los más activos por lo menos.

Primero, hablemos de lo que está sucediendo entre las plataformas de streaming, donde cada una tiene miles de películas, series y demás producciones en su catálogo. Un informe especializado en ello, refleja que en los últimos meses, varios gigantes del streaming implementaron sus primeros planes de suscripción con Publicidad en Europa. Netflix fue el que inició, en noviembre del 2022, luego Disney en principios del 2023 y Ahora Amazon Prime Video y Max (HBO Max) fueron los últimos en unirse a esta tendencia. Lo cierto es que con esto, cada vez son más las herramientas que se generan para que la competencia sea aún más dura, directa e intensa. Pues, es una guerra cuerpo a cuerpo, donde el bombardeo de contenidos e información desde todas las redes sociales de cada una de estas plataformas, es inagotable. Los que terminan agotados somos nosotros mismos.

Netflix si fue el primero en iniciar el camino de esta propuesta de plataforma streaming, cuando sus fundadores utilizaron la web y las posibilidades de la misma para poder generar el germen de lo que hoy es el “ex gigante de streaming”. Porque primero se había concebido como un sitio web, donde el usuario ingresaba y buscaba de una manera muy rudimentaria una de las tantas pelis que se encontraban en el catálogo. Se la elegía y llegaba por correo para poder verla. Luego se la podía ver allí, a través de un simple link. Hoy, con otra interface y con otro diseño, los millones de títulos están a un solo click del usuario. Y esa misma lógica la tomaron las demás plataformas que fueron dándose, tales como Apple, Amazon Prime Video, Max, Disney, y ahora existen otras como Paramount, Mubi (dedicada a otro tipo de cine y contenidos, de gestión independiente y más intelectual, si se quiere) o en lo nacional, Cont.ar.

Es que la transición ya se ha dado de a poco, y ahora todos esos canales de la televisión tradicional como Movie City, Cinecanal, Universal, Space, HBO, Disney, Cartoon Network, Nickelodeon, Discovery Channel, todos ya están en las plataformas streaming. En lo que es Disney Plus, ha absorbido todos los contenidos de significan Nathional Geographic, Marvel Studios, Pixar; En Max, se encuentra todo el catálogo de HBO, Max, Space, Movie City o lo que esto era, Discovery Channel, Discovery Kids y Cartoon Network y Warner Bros; y lo que es Apple Plus, en algunos casos se encuentran algunos programas y contenidos de Nickelodeon.

Y en Argentina también está pasando, desde que Telefe y Canal Trece comenzaron a subir sus contenidos en sus sitios web, se ha planteado por un lado la co-producción de cine y series de manera internacional. Telefe con Paramount, producen y siguen produciendo contenido, series y películas para estrenarlas en salas de cine, luego en sus plataformas. Y esto se traslada y mantiene un feedback permanente con los canales de streaming, con programas en vivo que ahora hay miles. La pandemia exacerbó eso, como era de esperarse, pero desde el 2021 a la actualidad, en tan sólo 3 años, esa industria a cuadruplicado sus ganancias.

No obstante, con la subida de precios de las suscripciones, no todos los bolsillos se pueden permitir este tipo de entretenimiento. Si bien estas plataformas contienen series y películas que son furor, no todo lo popular es lo que te tiene que gustar. Afortunadamente, hay miles de contenidos en internet que puedes ver de manera 100% gratuita. Por lo que existen cuatro plataformas que, aunque también tienen su versión paga, ofrecen un gran abanico de series y películas de manera gratuita a las que puedes acceder con tan sólo un correo electrónico. Ellas son: Plex TV, eFilm, Rakuten TV y Tivify.

La guerra “influencer”

Luzu TV, Olga, Blender, Gelatina, La Casa, República Z y ahora también Laca, un streaming creado por dos voceros políticos que debutó esta semana. A estos canales se suman las radios que empezaron a transmitir para captar parte de la audiencia que escucha y mira por YouTube. Allí están Urbana Play, Vorterix y El Destape. El abanico de posibilidades, perfiles, estilos y contenido es cada vez más amplio en este nuevo universo que muchos consideran apenas “imagen de radio”, como el ciclo de Juan Alberto Badía allá por los años 80.

Y hace tres semanas atrás, dos figuras emblemáticas de la “vieja TV” –y que compiten entre sí en el prime time cada noche– desembarcaron en este universo. Se trata de Ángel De Brito y Beto Casella, que son las figuras de Bondi Live, el proyecto de streaming de Mandarina Contenidos. La llegada de Bondi al mercado digital está gestándose hace tiempo. La productora de Mariano Chihade puso un pie en el streaming en 2019, cuando estrenó un proyecto relacionado al mundo del gaming en el Twitch de la señal deportiva ESPN. La iniciativa dio lugar a la creación de un departamento de streaming con la idea de desarrollar más contenido y comercializar esos espacios.

La audiencia a la que apuntan con la contratación de estas figuras –reconocen– es más adulta de la que se vanagloria tener el veinteañero Luzu TV. La estrategia de sus responsables es captar los seguidores “tradicionales” que tienen las figuras que convocaron para que traccionen desde sus cuentas de Instagram al canal de YouTube de Bondi. Quieren lograr presencia en todas las plataformas y más allá de los números que puedan verse en el vivo, apuestan a TikTok e Instagram para viralizar fragmentos de los programas de De Brito y Casella.

¿Hay lugar para tantos?, ¿Cuál es el secreto para que funcionen?, ¿Crece la apuesta de las marcas por estos formatos o prefieren quedarse en los medios tradicionales? ¿Recuperan la inversión quienes invierten millones de pesos en montar estudios para programas que luego son vistos por mil suscriptores?

Si bien Vorterix fue la punta de lanza en el formato al empezar a transmitir video online en 2012, desembarcaron en YouTube recién en 2015. Hasta ese momento, la programación se emitía por la web y por el dial de la radio. El debate en aquel entonces era si valía la pena regalarle el contenido a una plataforma que no daba nada a cambio. Sin embargo, con los años entendieron que no había opción: los hábitos de consumo habían cambiado. Hoy Vorterix cuenta con 596.000 suscriptores. El liderazgo absoluto lo ostenta Luzu TV con 1.300.000. El canal de Nico Occhiato fue creado en 2013 y rebautizado en 2020. Lo de Olga es mucho más meritorio porque empezó sus emisiones en junio de 2023 y ya suman 681.000 suscriptores. El resto corre de atrás.

Según un estudio, en Argentina casi 7 de cada 10 personas ven videos en Youtube; 6 de cada 10 los ve en Reels y 8 de cada 10 los ve en Tik Toks. Los números son datos duros, pero esta industria está en crecimiento. Lo cierto es que las grandes empresas y auspiciantes van a apostar por la que tiene todo para ganar, obviamente. Las estadísticas dicen eso, que hay una proyección positiva de crecimiento del 25% de aquí a 6 años.

Fuente: Universo Streaming: la migración de las productoras a las nuevas plataformas | Nuevo Diario Web

Scroll al inicio